Reducción y alza en tasas de interés

La tasa activa promedio ponderado se redujo un poco en el mes de noviembre [de 10.20% a 9.82%], pero la pasiva se incrementó de 2.94% a 3.27%.

La reducción en la tasa activa puede deberse a menor movimiento económico o tal vez a menor apetito para préstamos de la banca, mientras que el aumento en la tasa pasiva refleja mayor competencia entre los bancos para captar recursos del público.

Liquidez se mantiene igual que en octubre

La liquidez del sistema financiero finalizó el mes de noviembre con un monto de RD$60,506 millones, un monto similar al del cierre de octubre.   

Entendemos que los bancos aún están haciendo uso de los instrumentos que autorizó el Banco Central para incrementar la liquidez.

Inflación desciende ligeramente

El índice de precios al consumidor registró una variación de 0.60 % en el mes de noviembre con respecto a octubre de 2020, según informó el Banco Central.

Los resultados del IPC reflejan que el 80 % de la variación del índice se explica por los grupos Alimentos y Bebidas No Alcohólicas [1.45 %], Transporte [0.43 %] y Vivienda [0.39 %]. El organismo indicó que estos dos últimos incluyen productos derivados del petróleo, los cuales han venido registrando incrementos recientes en sus precios.

Estabilidad en las reservas

Las reservas internacionales netas se mantuvieron básicamente iguales en noviembre desde el mes anterior, obteniendo un saldo de US$9,894 millones al 27 de noviembre del 2020.

Debido a la baja demanda del dólar, el Banco Central no se está viendo en necesidad de inyectar divisas en el mercado.

Pequeña caída en el precio del dólar

El dólar estadounidense cerró el mes de noviembre en RD$58.36 para la venta, reflejando una variación mensual negativa de 0.20%, la cual está por debajo del promedio de devaluación mensual de enero a diciembre 2019 [+0.44%].

La apreciación del peso se debe a baja demanda interna por dólares y una reducción en el valor del dólar a nivel internacional.

La devaluación acumulada de los últimos 12 meses es de 10.35%, lo cual está por encima de los rangos esperados [entre 4 y 6% de devaluación anual, promedio ultimo diez años].

Comentario

En el mercado cambiario estamos observando una leve depreciación del dólar, sin hacer inyecciones de divisas del Banco Central. Esto se debe a que el dólar ha perdido cerca del 20% de su valor en el Bloomberg Dollar Spot Index (donde se valora la moneda a nivel internacional) desde marzo por el incremento en la masa monetaria de EE.UU. debido a las ayudas por coronavirus en ese país.

En República Dominicana, las cadenas productivas han asimilado la reducción del valor del dólar con un costo reducido en las importaciones al país, lo cual reduce la necesidad de comprar dólares, generando una apreciación del peso.

Es muy probable que la cotización del dólar a nivel internacional se mantenga a la baja, debido a que EE. UU. seguirá inyectando dinero en su mercado financiero y está a punto de ejecutar otro paquete fiscal de ayuda a los ciudadanos y empresas para paliar los efectos del coronavirus. Esto significa que la moneda se continuara apreciando a nivel local.

En el ámbito local, esperamos que la economía siga recuperándose en la medida que más gente logre reincorporarse al mercado laboral y más empresas puedan reabrir sus puertas aun cumpliendo con las medidas del estado de emergencia. Sin embargo, una sombra en este panorama puede ser el retiro en enero de las ayudas por FASE de parte del gobierno. Si bien es cierto que se han reducido en más de 250,000 trabajadores los participantes en FASE I y II, sigue habiendo una proporción importante de personas que acuden a esos programas. La eliminación de estos puede ser un impacto fuerte para el ingreso de esas familias y por lo tanto a la economía en su conjunto.