El Banco Central de República Dominicana realiza subastas de Instrumentos de Inversión, estas se efectúan de manera regular a lo largo del año. Los inversionistas particulares y empresas no financieras pueden participar a través de los Puestos de Bolsa.

Uno de los principales atractivos de estos Valores es su seguridad, ya que al ser emitidos por un organismo del Estado dominicano se tiene confianza en que se pagarán los compromisos pactados con los inversionistas.  

 

Instrumentos subastados por el Banco Central de República Dominicana

 1) Propósito de las subastas

El Banco Central realiza subastas para reducir la liquidez en la economía nacional. Se trata, por ende, de una estrategia habitual de los Estados para ordenar su política monetaria, se evita así, entre otras cosas, que el exceso de liquidez derive en el aumento de los precios de productos y servicios, es decir, la inflación.

2) Quiénes participan

Participan directamente las entidades financieras e inversionistas institucionales. No obstante, no está restringido a estos dos participantes, los inversionistas particulares y las empresas no financieras pueden, asimismo, participar a través de los Puestos de Bolsa.

3) Rol de los Intermediarios de Valores

Los ejecutivos de los Puestos de Bolsa informan a sus clientes de la subasta. Posteriormente, los interesados preparan su oferta para presentarla en la subasta. Esta refleja cuál es el precio que el inversor está dispuesto a pagar, así como el rendimiento que espera. El Puesto de Bolsa remite la propuesta en la fecha indicada a través del sistema de Liquidación Bruta en Tiempo Real, una plataforma digital.

4) Asignación de los Valores

Los técnicos del Banco Central evalúan las propuestas de todos los participantes, escogen aquellas posturas (precio que están dispuestos a recibir por los valores) que mejor se ajusten a las expectativas del organismo estatal.

5) Periodicidad de las subastas

El Banco Central hace emisiones de Notas cuando considera que debe restar liquidez en la economía nacional, lo que teóricamente puede frenar la inflación. Esto forma parte del control de la Política Monetaria del país. Así, por ejemplo, el organismo hizo cinco emisiones en 2014, ocho en 2015 y dos en 2016. Entretanto, las Letras se emiten de manera fija cada dos semanas. El ente emisor notifica sobre la subasta tres días antes de realizarse.