¿Cuáles son tus objetivos de inversión? Esta es sin duda una pregunta de gran importancia que debe ser respondida antes dar el primer paso.  

Los objetivos de inversión son la meta a lograr desde un enfoque de resultados esperados. Estos en  en rentabilidad y riesgo, en el sentido de la probabilidad de recibir la ganancia estimada.

Estas dos variables son fundamentales para elaborar  tu estrategia de inversión, por lo que debes conocer y entender su contexto antes de tomar una decisión como inversionista.

La estrategia de inversión se crea seleccionando una cartera de instrumentos financieros que:

  • Diversifiquen la inversión
  • Sean potenciales para satisfacer la necesidad de inversión del inversionista
  • Se ajusten al Perfil de Inversionista

Los objetivos en tu inversión determinan la elección del instrumento financiero que elegirás para tu inversión, incidiendo así en el rendimiento esperado y posibles riesgos a asumir.  

Considerando estos puntos, los objetivos de inversión deben ser enfocados en tres aristas: Seguridad, Rentabilidad y Apreciación del Capital.

CRITERIOS PARA DEFINIR LOS OBJETIVOS DE INVERSIÓN

SEGURIDAD

Cuando la inversión se inclina por la seguridad, el objetivo principal es conservar el capital invertido. Las inversiones se realizan a través de instrumentos financieros de corto a mediano plazo, emitidos por instituciones financieras de primera línea.

Este Objetivo de Inversión es propenso en inversionistas con fuerte aversión al riesgo y la disponibilidad de liquidez es media alta.

RENTABILIDAD

Para los casos de  Rentabilidad el objetivo de inversión principal es percibir rentas y no ganancias de capital.

Este objetivo de inversión puede ser el de inversionistas que quieren complementar sus ganancias con la renta obtenida para aumentar sus gastos corrientes.

El inversionista procura obtener un rendimiento superior a la tasa esperada de inflación.

APRECIACIÓN DE CAPITAL 

En los casos de inversiones con valoración al capital, el objetivo se relaciona con instrumentos de capital de empresas, con rendimientos bajos pero con oportunidad de que incremente en valor.

Para lograr la meta de inversión,  se emplea una estrategia a largo plazo. Este objetivo de inversión se ajusta al Perfil de Inversionista agresivo.